Veolia Water Technologies & Solutions

Un proveedor de equipos para semiconductores se asocia con Veolia para reducir el consumo de agua

 

CS1969

 

Desafío

ASM es un proveedor líder de equipos de procesamiento de obleas semiconductoras presente en los EE. UU. y otros 14 países de todo el mundo. La compañía ofrece soluciones tecnológicas innovadoras a los principales fabricantes de semiconductores del mundo, al tiempo que mantiene el firme objetivo de hacerlo a través de acciones confiables y sostenibles en sus propias operaciones y la cadena de valor. ASM mantiene el compromiso de acelerar las iniciativas de sostenibilidad, con el objetivo de que sus operaciones alcancen las cero emisiones netas para 2035.

En 2018, el equipo de operaciones de ASM en EE. UU., con sede en Phoenix, Arizona, se reunió con Veolia para investigar formas de reducir su impacto ambiental, especialmente en lo que respecta a la conservación del agua. La planta de ASM está ubicada en una región en la que se examina exhaustivamente el uso del agua. Dado el compromiso de ASM de mejorar e innovar en materia de sostenibilidad en todo el mundo, se asoció con Veolia en un proyecto de varios años para reducir el uso de agua de ASM en sus instalaciones de Phoenix.

Solución

La auditoría realizada por el equipo de Veolia en colaboración con ASM llevó a la conclusión de que uno de los mayores consumidores de agua de la planta, el sistema de la torre de enfriamiento, podía optimizar sus operaciones para reducir la cantidad de agua que necesitaba para funcionar.

Los sistemas de enfriamiento son esenciales en muchas operaciones industriales para proporcionar equipos de producción y enfriamiento de confort. El agua circula por toda la instalación en una compleja disposición de tuberías, recogiendo el calor de las distintas áreas y devolviéndolo a la torre de enfriamiento. Allí, el calor se disipa en la atmósfera evaporando una parte del agua caliente. La evaporación hace que se concentren los sólidos y minerales disueltos en el agua restante. Para evitar que estos minerales formen depósitos que serían problemáticos para la confiabilidad y productividad del sistema, parte de ellos se descargan en el alcantarillado de la ciudad.

El equipo de Veolia determinó que la torre de enfriamiento podía reducir la cantidad de agua que consumía al reducir el flujo de descarga, pero esto daría como resultado un aumento de los sólidos disueltos que contenía.

Veolia apoyó a ASM en su decisión de presentarle a la municipalidad su plan para reducir el consumo de agua de la torre de enfriamiento y explicarle por qué estos ahorros de agua eran una mejora a pesar del posible aumento en los sólidos disueltos.

Resultado

La municipalidad permitió que la instalación de ASM modificara su operación, y se revisó el permiso de pm10 que limitaba la operación de su torre de enfriamiento a 2 ciclos para que pudiera operar a 3.25 ciclos.

Por este aumento en los ciclos de concentración, el consumo diario de agua del sistema de agua de enfriamiento disminuyó de 28,000 USG a 9,000 USG, una reducción de más del 60%.

Ahora, después del transcurso de un año, la instalación de ASM en Phoenix ahorra más de 6.8 MMUSG. Por esta gran contribución al medio ambiente y a su comunidad, Veolia reconoció a ASM con uno de sus premios Return On Environment.

La reducción en el uso de agua y tratamiento químico para el sistema de enfriamiento le ahorró a ASM un total aproximado de $35,220.